Lo más importante:

Sonreír, un buen vino y una buena charla.

Sonreír, un buen vino y una mirada.

Sonreír, un buen vino y un buen beso.

Sonreír, un buen vino y una noche de estrellas.

Sonreír, un buen vino y quedarse en la cama.

Sonreír, un buen café y despedirse de la mañana.

Pero sobretodo, sonreír.

 Lo demás, se consigue a cualquier hora, en cualquier lugar, 1 día cualquiera. 

Published by Andrea Mazzei