¿Por qué nos dejamos llevar por falsedades y verdades, estorbar por pequeñeces, tonteras y fruslerías, agobiar por palabras y gestos sin sentido, varios no intencionales o involuntarios y otros llenos de significado?

 

Artículo original: Acerca de la perspectiva